Saltear al contenido principal

Aportaciones de la RCxB al anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte.

La Red de Ciudades por la Bicicleta formada por más de 130 administraciones públicas de toda España, principalmente Ayuntamientos,  y que trabaja para conseguir ciudades y territorios 100% ciclables, presenta las siguientes consideraciones en relación al anteproyecto de la futura Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte.

En primer lugar, la RCxB valora muy positivamente que el nuevo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana apueste por trabajar en esta línea, ya que la movilidad es un derecho universal y como tal debe tener un marco regulatorio estatal acorde.

En segundo lugar se apuntan dos criterios de carácter formal que se considera importante tener en cuenta:

  • Por un lado, resulta fundamental aclarar la relación entre la Ley de Movilidad Sostenible y la Ley de Tráfico. La Ley de Movilidad, que tiene una mirada más amplia, debería establecer el marco general y desarrollar diferentes reglamentos, como el de circulación, el de vehículos o el de financiación de la movilidad.
  • Por otro lado, el redactado de la Ley de Movilidad debería utilizar únicamente el concepto de movilidad, y no el de transporte, para no excluir en ningún caso y bajo ninguna interpretación a los modos no motorizados.  Según la RAE, “transporte” se define como Sistema de medios para conducir personas y cosas de un lugar a otro, y en ningún caso se podría entender que diversos apartados de la futura Ley excluyan las necesidades de la persona que se desplaza de forma autónoma a pie o en bicicleta. Por ejemplo, se debería hablar de ‘infraestructuras de movilidad’, de ‘fiscalidad de la movilidad’ o de ‘financiación de la movilidad’.

En tercer lugar, se concretan tres aspectos de contenido que se considera relevante que la futura Ley de Movilidad Sostenible incorpore:

  • En relación a la planificación de las infraestructuras de movilidad:
    • Se debería incluir explícitamente la necesidad de conectar de forma segura las ciudades y territorios para la movilidad no motorizada (a pie, en bicicleta), especialmente en aquellas distancias entre núcleos urbanos que no superen los 10 km.
  • En relación a la formación en movilidad sostenible:
    • Se considera necesaria la inclusión de la educación vial obligatoria en las etapas de educación primaria y secundaria, para garantizar así una mejor convivencia en nuestras ciudades y regiones.
  • En relación a la distribución urbana de mercancías:
    • Se solicita que la nueva Ley establezca las bases para el impulso de la ciclologística como sistema de reparto prioritario en los núcleos urbanos.

Por último, se solicita poder participar activamente en las diferentes fases de redacción de la Ley de Movilidad Sostenible.

Barcelona, a 14 de noviembre de 2020

background
Volver arriba
×Close search
Buscar