Saltear al contenido principal

Masiva participación en el primer webinar de la historia de la RCxB

El primer webinar de la historia de la Red de Ciudades por la Bicicleta registró una masiva participación de asistentes con casi 300 personas que estuvieron conectadas durante las más de dos horas de exposiciones y mesas redondas virtuales alrededor de la normativa tanto nacional como en ciudades y territorios. Una jornada online en la que hubo espacio para el diálogo y la conversación alrededor de unas temáticas de máximo interés para los miembros de esta asociación, formada actualmente por 125 entidades que representan a más de 500 municipios de todo el país.

Abrió la jornada Antoni Poveda, Presidente de la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB) y Vicepresidente de Movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), seguido de Javier Villalba, de la Dirección General de Tráfico. Tras las presentaciones iniciales se desarrollaron dos mesas redondas de ciudades y territorios, para compartir la situación actual de la normativa en los municipios y qué limitaciones se encuentran.

Los municipios de Valencia, Sevilla, Zaragoza, Sant Boi de Llobregat, Granollers y uno de los fundadores de Ciclojuristas compartieron sus experiencias y visiones sobre ordenanzas municipales de bici y VMP. En algunos casos se han vivido situaciones muy negativas como consecuencia de la normativa estatal actual y de las diversas interpretaciones jurídicas. Los municipios se están adelantando a regular la circulación de los VMP en las ciudades sin estar estos debidamente recogidos hasta el momento ni en el Reglamento General de Circulación ni en el Reglamento General de Vehículos. Esto genera inseguridad jurídica y se solicita a la DGT que apruebe finalmente una normativa acorde a los tiempos actuales, que facilite un marco común y que permita tanto promover el uso de la bicicleta como regular el uso de los patinetes y otros VMP.

En la segunda mesa de debate se trató el papel de las administraciones y entidades supramunicipales. En este caso la Diputación Foral de Gipuzkoa compartió sus políticas en relación a la bicicleta, incluyendo una guía para elaborar las ordenanzas municipales, y desde el Área Metropolitana de Barcelona destacaron la importancia de tener una normativa coherente en los diferentes municipios, para que circular en bici o en patinete sea igual en todos los municipios. Este documento se ha traducido y actualizado para que esté a disposición de todos los municipios de la RCxB. Por parte de ConBici se plantearon las propuestas de cambios normativos en diferentes ámbitos para desbloquear y facilitar el desarrollo de la bicicleta como opción de movilidad y la Federación de Usuarios de VMP – FEVEMP expuso algunos aspectos normativos que dificultan el uso de los VMP.


ANTECEDENTES

La normalización de la bicicleta como opción de movilidad ha comportado su regulación local a través de ordenanzas que se han ido desarrollando en los últimos tiempos en gran parte de ciudades españolas. Esto se ha ido sucediendo dentro de un proceso de recuperación paulatina de las vías urbanas como entorno de convivencia, que conlleva:

  • una reducción del fuerte dominio que el vehículo privado motorizado ha ejercido durante las últimas décadas, y
  • una reconfiguración del espacio público para ofrecer mayor protagonismo a peatones y a otros modos activos de movilidad, como la propia bicicleta.

Esta transformación urbana no se ha visto acompañada, a pesar de diversos intentos, por una actualización del marco normativo estatal, desarrollado en un contexto de gran hegemonía del coche. Hasta el momento, por tanto, el marco normativo se encuentra basado, todavía, en una configuración binaria de las vías urbanas que no recoge la complejidad y la diversidad de modos y usos del espacio público actual. Una configuración que, además, resulta inaplicable en gran parte de los núcleos históricos y otros espacios sin un esquema convencional de acera y calzada.

Con una normativa estatal todavía pendiente de armonizar con el proceso de transformación y pacificación de las ciudades, hemos vivido recientemente la irrupción de los vehículos de movilidad personal (VMP) en el espacio urbano, especialmente el patinete eléctrico. La rápida proliferación de los VMP, junto a una falta de regulación, ha generado un nivel de controversia importante entre la población y los medios. Diversos gobiernos municipales se han visto forzados a modificar sus ordenanzas para regular esta tipología de vehículos, ya sean de uso particular o compartido, sin disponer de una normativa estatal de referencia. Las únicas referencias estatales son tan solo instrucciones parciales y provisionales, la última de finales de 2019, que se publican por la urgencia y necesidad de las ciudades de regular los VMP. Mientras tanto se sigue a la espera de la actualización de los Reglamentos Generales de Circulación y de Vehículos, con la esperanza de que realmente sean capaces de dar respuesta a las necesidades de la realidad urbana actual.

Ante la demora de la administración general del Estado, los municipios se enfrentan a la disyuntiva de establecer una regulación local con incertidumbres e inseguridad jurídica, o bien esperar a la regulación estatal bajo la presión de la ciudadanía y el riesgo de normalización de conductas y usos inapropiados, especialmente en relación a los vehículos de movilidad personal. En este contexto, el papel de algunas administraciones supramunicipales ha resultado relevante proponiendo marcos de regulación de referencia elaborados desde un análisis y perspectiva más general, que han facilitado la adaptación normativa a los municipios, promoviendo cierta coherencia regulatoria entre municipios cercanos.

Por último, el actual contexto cada vez más indiscutible y evidente de crisis climática, exige considerar la movilidad como un eje imprescindible de transformación urbana y territorial para dar respuesta a la grave situación de emergencia global, reduciendo de forma drástica el uso del vehículo privado motorizado e incrementando las opciones de movilidad activa y de menor impacto ambiental en el reparto modal. En este sentido el marco normativo, desde su planteamiento general hasta su aplicación concreta, no puede eludir su papel instrumental para el necesario y urgente proceso de transición ecológica en el ámbito de la movilidad, y éste debería favorecer de forma clara la adopción de unos hábitos de movilidad responsables y a la altura de la grave situación de emergencia climática que vivimos.

OBJETIVOS

  • Conocer y poner en común las diferentes posturas, reflexiones y experiencias en relación a la regulación municipal de bicicletas y VMP.
  • Consolidar como RCxB una propuesta de marco normativo argumentado sobre bicicletas y VMP, que facilite la toma de decisiones de las ciudades para establecer regulaciones en este sentido.
  • Conocer la previsión y orientación del nuevo marco normativo previsto por la DGT respecto las bicicletas y VMP en el ámbito de la movilidad urbana.
  • Transmitir a los responsables de la DGT la urgencia y necesidad de la actualización del marco normativo estatal respecto a las bicicletas y los VMP en el ámbito de la movilidad urbana, así como de los aspectos clave que se deberían tener en cuenta para hacerlo de forma adecuada y responsable acorde la realidad urbana actual, condicionada por el contexto de emergencia climática y de crisis de calidad del aire en que vivimos.

PROGRAMA Y PRESENTACIONES PONENTES

(hacer click en los participantes para descargar su presentación, esta sección se irá actualizando)


APUNTES EXTRA DE LOS PONENTES:

  • Granollers:
    • El Pleno del Ayuntamiento de Granollers aprobó a finales de febrero, por unanimidad y de manera inicial, la modificación de la Ordenanza Municipal de Circulación, que afecta a los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), los patinetes. Los principales puntos de esta modificación fueron incorporar aquellos elementos que determina la instrucción de la DGT del mes de diciembre, así como establecer la edad mínima para la circulación de los VMP que se ha establecido en Granollers en 14 años, y la obligación del uso del casco, entre otros aspectos. En la presentación se detallan todos los ámbitos y condiciones de circulación de los VMP, así como los motivos que lo justifican.
  • Sant Boi de Llobregat:
    • Es necesario tomar medidas de urgencia para una movilidad activa saludable y sostenible. Esto pasa por ganar espacios públicos para las personas caminando y en bicicleta. La crisis sanitaria puede ser un catalizador para acelerar las estrategias de movilidad que ya teníamos previstas.
  • Zaragoza:
    • En Zaragoza, estamos muy pendientes de que el Estado modifique la normativa para facilitar a los municipios un marco regulatorio favorable, que consideramos absolutamente necesario para poder actuar en la mejora, tanto de la situación de emergencia climática como de emergencia sanitaria que estamos viviendo. Actualmente, en nuestra ciudad, el panorama normativo relacionado con la movilidad y el transporte cuenta con tres ordenanzas, la Ordenanza General de Tráfico, (2005) en la que asimila bicis a motos en lo relativo al aparcamiento, la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas, (2009) cuya intención principal era fomentar la movilidad activa posibilitando una alternativa real al automóvil con la bicicleta y que reguló la pacificación, a 30 km/h, de todas las calles secundarias de la ciudad, así como la ejecución de carriles bici (en calzada) en las vías principales, y para terminar, la Ordenanza municipal reguladora de los VMP de los tipos A y B (2019), que establece las condiciones de uso, circulación y aparcamiento de estos vehículos y asimila VMP a bicicletas, aunque, en calzada, sólo pueden utilizar aquellas de un único carril limitadas a 30 km/h máximo. En cuanto a la Ordenanza de Circulación, ésta se vio afectada por Sentencia Judicial, que entró en vigor en 2014 y que considera a la bicicleta como un vehículo a todos los efectos, sin ninguna diferencia con los de motor. La aplicación de esta sentencia supuso la pérdida de más de un 30% de viajes en bicicleta. En la actualidad seguimos a la espera de la tan anunciada adaptación de la normativa estatal, pero ya estamos trabajando en la redacción de una única Ordenanza de Movilidad Urbana.
  • Valencia:
    • València se ha posicionado a nivel estatal e internacional como una ciudad que apuesta por la movilidad sostenible y que, entre otras herramientas, utiliza la bicicleta como medio de transformación en una sociedad mejor. La aprobación de la Ordenanza de movilidad en 2019 fue una apuesta para la confirmación del cambio de paradigma, dando prioridad a las personas frente a modos insostenibles. En estos momentos de alarma sanitaria, debemos aprovechar los bajos niveles de desplazamientos motorizados como oportunidad para consolidar un nuevo modelo de movilidad.

VIDEO DE LA JORNADA:

Click aquí para acceder al vídeo:
https://photos.app.goo.gl/WigkemUL33QYszkP7

 

background
Volver arriba
×Close search
Buscar