Saltear al contenido principal

Comunicado RCxB ante la muerte del ciclista en Cornellà de Terri

El 20 de febrero de este año el Pleno del Senado aprobó la reforma del Código Penal para endurecer las penas con hasta 9 años de cárcel a los conductores que causaran accidentes con muertos o heridos, así como también incorporar la figura del delito del abandono del lugar del accidente, con hasta 4 años de cárcel.

Ésta fue la culminación de la persistente lucha de Anna González #PorUnaLeyJusta para conseguir modificar los artículos 142 y 195 del Código Penal. Su marido había sido mortalmente atropellado en 2013, mientras iba en bicicleta, por un conductor de un camión que huyó sin socorrer a la víctima. El conductor nunca fue a prisión.

Desgraciadamente el pasado viernes un turismo atropelló mortalmente a un hombre que iba a trabajar en su bicicleta, en la carretera C-66 en Cornellà de Terri (Girona). El conductor huyó, la víctima fue encontrada casi 3 horas después del accidente, y no fue hasta el domingo cuando la policía catalana detuvo al conductor bajo la acusación de homicidio por imprudencia leve, abandono del lugar del accidente y omisión del deber de socorro. El conductor quedó en libertad provisional un día más tarde.

Desde la Red de Ciudades por la Bicicleta lamentamos profundamente la muerte de otro usuario de bicicleta y tildamos de inaceptable la consideración de imprudencia ‘leve’ de un homicidio tras arrollar a una persona y abandonarla herida o ya sin vida.

De nuevo se repite un esquema demasiado frecuente estos últimos años: accidentes graves y mortales de ciclistas atropellados por conductores de vehículos a motor que abandonan el lugar del accidente dejando a las víctimas desamparadas, dificultando el estudio del accidente por los cuerpos de seguridad, y eludiendo los controles de alcoholemia y estupefacientes en el momento del accidente.

El incesante número de accidentes, y la recurrencia de algunos de estos aspectos, ha generado una percepción de impunidad sobre conductores causantes de atropellos graves y mortales a ciclistas. Esperemos que esta situación haya cambiado realmente desde el pasado mes de febrero, y que la reforma del Código Penal conseguida tras la campaña #PorUnaLeyJusta implique una mayor repercusión penal sobre los conductores que causan accidentes con consecuencias mortales y graves.

Para acabar, desde la Red de Ciudades por la Bicicleta reclamamos a todas las  administraciones titulares de las carreteras que trabajen para conseguir que circular en bicicleta por ellas pueda ser seguro, tal y como sucede en otros países europeos.

Antoni Poveda
Presidente RCxB
15 de mayo de 2019

background
Volver arriba
×Close search
Buscar