Saltear al contenido principal

Los Vehículos de Movilidad Personal: El reto de encajar en las ciudades

La utilización de los vehículos de movilidad personal (VMP) como medio de transporte se ha convertido en una práctica generalizada que ha sorprendido a todos. Hay una reflexión profunda sobre cómo dar cabida este modo de transporte en el espacio urbano y garantizar la convivencia respetuosa con peatones y ciclistas.

Un poco de historia

A pesar de la existencia de patinetes autopropulsados a motor de gasolina en la ciudad de New York desde 1915, los patinetes de motor eléctrico no empiezan a aparecer hasta el año 1990. No queda claro quién fue el inventor: unos dicen que un americano amante del surf, que adaptó un motor eléctrico a una tabla de surf; y otros que fue un ingeniero catalán, José Moya, que recibió un galardón en 1995 al salón mundial de invenciones de Bruselas con su patinete eléctrico. Lo cierto es que con el resurgimiento del vehículo eléctrico y los progresos en el campo de las baterías para vehículos eléctricos, los VMP comenzaron a proliferar. A finales de los años noventa ya eran una realidad bien consolidada en todo el mundo. En la actualidad, todos los VMP funcionan con motor eléctrico, y por tanto, sería mucho más preciso llamarlos Vehículos Eléctricos de Movilidad Personal (VEMP), tal como los define Ricardo Marqués, dirigente histórico de la asociación sevillana «A contramano».

Tipologías 

Podemos distinguir 4 grandes tipos de VMP. El Segway, inventado por el estadounidense Dean Kamen en 2001, es el primer dispositivo de dos ruedas que sale al mercado con giroscopio y autobalanceo. El precio de mercado es muy elevado. Aun así se popularizó en todo el mundo. El inventor murió sobre un Segway en 2010. El patinete eléctrico, que es lo que centrará este artículo. Se fabrican diferentes modelos, en los que se puede ir sentado (y que suelen tener un motor más potente) o de pie, los más habituales. El hoverboard es una tabla de dos ruedas autoequilibrada. Su diseño se inspira en la saga de películas “Back to the future”. En distribución desde el año 2015, se considera más bien un juguete. Y, finalmente, los Monowheel que monociclos autoequilibrados, en distribución desde 2006, que utilizan sensores, giroscopios y acelerómetros para asistir al piloto. Tiene una sola rueda y esto hace que sus ventas sean limitadas en comparación al patinete tradicional.

Desmontando tópicos

Para empezar, hay una serie de tópicos que me gustaría rebatir:

  • Los VMP han venido para quedarse? Depende de todos, especialmente de los que tienen potestad en el urbanismo y la policía local de las ciudades, de los demás usuarios de modos de transporte, de los ayuntamientos y del Estado que deben legislar sobre su circulación y sobre el espacio por donde pueden circular. Existe la posibilidad de que pasen como una moda y su uso deje de generalizarse
  • Los patinetes sustituirán las bicicletas? En mi opinión, una noticia interesada publicada por El Mundo con motivo del último salón Smart City de Barcelona con motivo de la presentación del prototipo de patinete eléctrico de Seat. Rotundamente no. La bicicleta es un modo activo de movilidad que lleva más de 200 años de existencia. Lo que hace falta es ver cómo se desarrolla la coexistencia de los dos modos de transporte y su convivencia en los carriles bicicleta.
  • Los VMP son el peatón del futuro? Evidentemente no. Cuando el mes de mayo de 2002 en el congreso mundial de peatones Walk 21 en Donostia se presentó el Segway en Europa se dijo que aquel vehículo era el peatón del futuro e incluso se proponían carriles Segway para no entorpecer los carriles bici. Han pasado 18 años y el peatón del presente y de futuro sigue siendo el que va a pie y todavía no se ha hecho en lugar del mundo un carril Segway o de VMP y, en cambio, los carriles bicicleta no dejan de crecer en todas las ciudades del mundo.

Legislar: tarde y tímidamente

La primera legislación española, en forma de instrucción, fue la 16 / V-124, que no llega hasta el mes de noviembre de 2016, cuando muchos ayuntamientos ya están desbordados y poniendo el grito en el cielo, pidiendo a la Dirección General de Tráfico que edite una instrucción general. Una de las mejores propuestas de la instrucción es que cataloga los VMP en tres categorías según su velocidad peso y uso. El apartado A, que incluye básicamente juguetes, excepto el monociclo; el apartado B, dedicado a los patinetes y Segways, y que, a nuestro entender, pediría una legislación específica aparte; y el apartado C, que hace referencia a las bicicletas de transporte (CargoBikes) y las bicicletas adaptadas para llevar turistas y / o ancianos, vehículos que se deben promocionar y que no generan ningún problema a los ayuntamientos. Por lo tanto, intentaremos poner el foco en el apartado B de la instrucción. Y para empezar, la gran carencia es la falta de concreción en cuanto a los patinetes eléctricos “alegales”, los llamados ciclomotores eléctricos o Harleys con potencias entre 2000 y 4000 W, que pueden llegar hasta los 65 Km / h. Y, también, la gran ambigüedad en la definición misma de los VMP, que dice que no se pueden considerar como peatones (gran perogrullada) ni como vehículos a motor (falso, ya que todos los VMP tienen motor eléctrico, aunque no se vea.)

Barcelona: Su ordenanza y filosofía  

Pocos meses después de ser promulgada la instrucción 16 / V-124, en julio de 2017 la ciudad de Barcelona aprueba su ordenanza específica de circulación de VMP, lo que ha hecho que otros ayuntamientos como los de Madrid, Lleida, Valencia o Palma de Mallorca, promulguen sus ordenanzas específicas en 2018, y que ciudades como Sevilla, Zaragoza o Cáceres estén a punto para promulgar sus durante el 2019. Un punto importante de la normativa es que los VMP de uso profesional, enmarcados en la categoría C, deben estar registrados por el ayuntamiento. El municipio de Barcelona también ha sido pionero en multar conductas incívicas. El año 2018 el consistorio ya contabiliza más de 3.000 multas a usuarios que circulaban en patinete por la ciudad, la mayoría por exceso de velocidad en zonas peatonales.

Patinete Sharing? Ojo con no salir escaldado

Barcelona, que autoriza el vehículo compartido (sharing) en coches, motos y bicicletas, no autoriza el sharing de patinetes si los usuarios no van con guía y con casco. El consistorio barcelonés ya ha sancionado a empresas que se establecen en las aceras de la ciudad sin previo aviso con multas de 100 € por patinete retirado.

(Foto Patinete Reby aparcado en Barcelona que ya acumulan muchas multas. Foto Marc B.)

Valencia han visto en la misma tesitura y durante el verano de 2018 requisó buena parte de la flota de patinetes de marca Lime que no atendió el requerimiento de retirarlos en 72 horas de margen.

(foto Patinetes Lime en Valencia a punto ser confiscados. Foto agencia EFE)

Madrid, en diciembre de 2018, rescindió el contrato de las 3 empresas de patinetes que operaban en la ciudad. Se recomienda que los ayuntamientos estudien muy bien la implantación del servicio que son sin estación y por lo tanto aparcados en cualquier sitio de la calle o en aparcabicis y que, en caso de dudas, aplique a las empresas condiciones exigentes. Se recomienda que consulte con ayuntamientos con experiencia, como los de Barcelona o Valencia, que han sabido gestionar la implantación por parte de las empresas multinacionales del patinete. Hay que observar que Madrid, en diciembre de 2018, después de más de un año de licencia, rescindió el contrato de implantación de 3 empresas de patinetes que operaban. El tiempo está dando la razón a la “fórmula Barcelona” ya que ciudades pioneras de VMP del estado de California, desde donde se extendieron las empresas de sharing de patinetes para todo el mundo, tales como Lime, están viendo como el vandalismo está acabando con muchos de estos patinetes robados, quemados o en el fondo del río como relata un artículo publicado recientemente por eldiario.es.

Las primeras muertes

Hasta la fecha, se han producido 3 muertes en España: a Sabadell, Esplugues de Llobregat y Córdoba. La alarma social ha llegado hasta el ministro del interior, Fernando Grande-Marlaska, que el pasado mes de octubre hizo unas desafortunadas declaraciones después de reunirse con asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, donde decía que el gobierno quería promover un seguro obligatorio para VMP y bicicletas. Inmediatamente, la comunidad ciclista se irritó con la idea, que el colectivo ciclista “Con Bici” tildó de “ocurrencia”. No se ha vuelto a comentar nada más sobre el tema, pero no es la primera vez que se intenta poner en el mismo saco el colectivo ciclista y el fenómeno de los patinetes. Cabe destacar que dichas muertes se han producido con VMP “alegales” tipo “Harley” que son artefactos que se parecen más a una moto que en un patinete y que pueden llegar hasta los 65 Km / h.

La moratoria de circular por las aceras en Barcelona

El 1 de enero de 2019 ha expirado en Barcelona la moratoria de dos años que dio el consistorio de la ciudad a los ciclistas una vez aprobada la modificación de la ordenanza de circulación de peatones y bicicletas. En la actualidad, ni las bicicletas, ni los VMP pueden circular por la mayoría de aceras de la ciudad bajo la pena de ser multados, y deben hacerlo por los carriles bici o zonas 30. El Ayuntamiento de Barcelona ha hecho un esfuerzo notable para ampliar la red de carriles bicicleta de la ciudad, ha doblado la extensión en pocos años – y ha mejorado los carriles existentes. Estamos hablando de unos 200 Km y pico de carriles bici y de más de 500 Km de zonas pacificadas.

Se cree que será difícil que quepamos todos en el carril bici y, por tanto, la primera recomendación sería la de respetarnos, evitar los adelantamientos en carriles unidireccionales estrechos y avisar insistentemente con timbre cuando hacemos adelantamientos ya que los VMP no hace ruido y que ni las bicicletas ni los VMP suelen tener retrovisores. El Ayuntamiento también ha ampliado los carriles bici allí donde ha sido posible, también debe velar por que el arbolado, ya veces las jardineras de las terrazas, no invadan el carril bici.

Generan los VMP antipatía social?

La verdad es que en poco tiempo los VMP han generado una percepción negativa en algunos ámbitos. Analizamos los “frentes” que tiene abiertos:

  • Otros colectivos y modos de transporte. El primero en alzar la voz ha sido el colectivo ciclista: “ConBici”, la coordinadora estatal de usuarios de la bicicleta, denunció al Defensor del Pueblo la invasión de los carriles bici por parte de los VMP y “A contramano”, la asociación ciclista de Sevilla, ha denunciado a España ante la Unión Europea por la primera muerte de una la persona en Sabadell que iba a bordo de un patinete alegal tipo Harley. Finalmente, la CERMI, que es la coordinadora de asociaciones de personas con discapacidad de España, se manifestó en diciembre de 2018 en Madrid bajo el lema “No atropellado mis derechos” contra la invasión de los patinetes en las aceras. Colectivos de peatones de toda España, así como la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), también han expresado su preocupación y la voluntad que ni patinetes ni bicicletas circulen por las aceras.
  • El ámbito de las administraciones. El hecho de que algunas ciudades, como las de Barcelona, Madrid y Valencia, en el ámbito del estado, y otros de todo el mundo, se replanteen el papel de las empresas de sharing de patinete compartido debido a los problemas que ha generado su implantación, -a menudo con métodos agresivos-, hace que los consistorios hayan iniciado un profundo proceso de reflexión antes de aceptar este servicio a sus ciudades, aunque en el entorno metropolitano está introduciendo sin problemas de momento.

Se sienten perseguidos el colectivo de usuarios de VMP?

Los vendedores de patinetes afirman que, la venta de patinetes en la temporada de Reyes 2019, no han cumplido sus expectativas, aunque no dicen nada al respecto sobre la campaña del Blak Friday que fue el producto más vendido. Se ha llegado a publicar que existe “acoso y derribo” hacia el colectivo de usuarios de VMP, y que por ello no se han producido las ventas esperadas. Se está escribiendo mucho sobre el tema, y es normal que el consumidor lo piense antes de comprar el producto. En mi opinión se trata de una estrategia victimista por parte de las grandes superficies comerciales para vender más VMP.
(Foto oferta mediamark Black friday)

El limbo legal de los VMP

Actualmente existe un limbo legal sobre los VMP que posibilita que cualquier persona pueda comprar o alquilar un VMP Harley, que se parece más a un ciclomotor que a un patinete, sin tener ni el permiso de circulación ni el seguro que sería exigible para estos modelos, ya que por sus prestaciones de hasta 4.000 W de potencia y de 65 Km / h de velocidad deberían tratarse como una motocicleta. La UE legisló mediante el Reglamento UE 168/2013 sobre vehículos de 2,3 y 4 ruedas, y es evidente que estos VMP no cumplen con la normativa europea. Por ejemplo, las bicicletas eléctricas disponen de motor de 250 W y las velocidades en plano no superan los 25-30 Km / h. Sería razonable que los patinetes adaptaran a la normativa mencionada. También, socialmente no se entiende que los patinetes puedan circular a la velocidad de los ciclomotores, tal como se desprende de la encuesta de la Vanguardia del pasado mes de diciembre de 2018. (Foto enquesta La Vanguardia) (Foto patinets tipus Harley)

El proyecto de Real Decreto de medidas urbanas de tráfico

Recientemente la DGT ha propuesto un proyecto de Real Decreto de medidas urbanas de tráfico que en estos momentos está en periodo de exposición pública que acaba el próximo 7 de febrero de 2019: Se espera un gran volumen de peticiones de rectificación por parte de los colectivos ciclistas y también de usuarios de VMP. El aspecto controvertido es el que se haga el mismo tratamiento a las bicicletas eléctricas y a los VMP, exigiéndolos que, para poder circular, necesitan de un “Certificado de Circulación”: Este aspecto ha movilizado a la mayoría de colectivos ciclistas del país, encabezados por la Red de Ciudades por la Bicicleta. Otro aspecto que reclaman modificar los colectivos de VMP es el hecho de que los VMP no podrán circular por vías interurbanas. Otro aspecto que presentan disconformidad es la obligatoriedad a “registrarse” para los VMP y bicicletas eléctricas que no tiene mucho sentido, ya que los vehículos que sí que deberían hacerlo son los VMP tipo Harley que algunos como el de la foto pueden llevar a 2 personas.

(Foto patinete Harley 2 plazas)

Porque los VMP son tan atractivos para la industria y los consumidores?

En la multitud de empresas multinacionales de sharing de VMP le ha salido la competencia de las empresas automovilísticas. Seat y Ford ya disponen de prototipos en el mercado, así como la multinacional Cabify. Las empresas automovilísticas han observado, mediante estudios de mercado, que cada vez se retrasa más la edad de obtención del carné de conducir vehículos (en Estados Unidos es a los 15 años y en Australia a los 16, mientras que en Europa es a los 18 años) y aún más la edad de compra del coche. Los fabricantes de vehículos han dado cuenta que la venta de patinetas entre los jóvenes puede suponer unos beneficios suplementarios a la venta de coches, más aún debido a las escasas limitaciones legales. Los jóvenes, pueden obtener rápidamente independencia para realizar sus desplazamientos por las ciudades.

Los VMP, por donde pueden circular?

Mientras no se apruebe una legislación específica, los VMP deben ir mayoritariamente por los carriles bicicleta y por las zonas 30, y tienen la prohibición expresa de circular por vías interurbanas, tal y como también refleja el proyecto de RD de medidas urbanas de tráfico. Los colectivos de usuarios de patinete vienen reclamando últimamente que se les deje circular por las vías locales, y con razón. Afirman que, al igual que las bicicletas pueden hacerlo, ellos deberían poder hacerlo también. Recientemente, “A contramano” ha conseguido que el Defensor del Pueblo pida a la DGT que se mejoren los arcenes de las carreteras. Sólo así, con los arcenes en buenas condiciones, se posibilitaría que tanto bicicletas como  VMP, aunque no todos, pudieran circular por las carreteras. A contramano también sacó en su momento una serie de recomendaciones sobre espacios de circulación de los VMP, basada en la ordenanza de circulación de Sevilla y el Reglamento UE 168/2013 (Foto proposta a Contramano)

Nos encaminamos hacia una sociedad obesa?

La película de animación Wall-e reflejaba una sociedad totalmente compuesta por personas obesas que se desplazaban en una especie de ingenios no muy diferentes a algunos VMP actuales. Desgraciadamente, la película nos está dando la razón, ya que 8 de cada 10 hombres y 5 de cada 10 mujeres tendrán sobrepeso en 2030, según un estudio del instituto Hospital del Mar de investigaciones médicas. Utilizar los VMP en los desplazamientos no fomenta el ejercicio saludable que ofrece ir en bicicleta.
(Foto pel·liculaWall-e)

Vamos concluyendo

Es una tarea urgente para los ayuntamientos que aún no se han puesto, la de hacer el esfuerzo para dar cabida en su urbanismo el recién llegado modo de movilidad de los VMP. Por ello, hay que decirlo de forma clara y desacomplejada, se deben de quitar más espacios de circulación a los vehículos motorizados. En este aspecto, peatones, ciclistas y usuarios de VMP deberían ir juntos para reclamar más espacio, más seguridad y más convivencia. La DGT está tardando mucho en legislar sobre los VMP, y algunos aprovechan este vacío legal para colocar en el mercado vehículos alegales cuyo uso ya ha comportado 3 muertes en España. Se espera que con la promulgación del RD de medidas urbanas de tráfico se empiece a clarificar y ordenar la circulación de las tipologías de VMP. El primer trimestre de 2019 será importante para ver cómo funciona la convivencia entre ciclistas y VMP en los carriles bici de Barcelona y veremos si es posible disminuir los desplazamientos de vehículos motorizados y aumentar los que se hacen en medios más sostenibles.

(Foto patinet SEAT. Font SEAT)

Por Salvador Fuentes Bayó 
Director de programa de Apoyo a las Actividades locales ambientales. Diputación de Barcelona
Barcelona, enero de 2019

 

 

 

background
Volver arriba
×Close search
Buscar