Saltear al contenido principal

Barcelona: El nuevo Bicing de 24 horas, más cobertura territorial y un nuevo diseño

En enero empezará la implantación del nuevo servicio de Bicing, que estará abierto las 24 horas del día, triplicará el número de bicicletas eléctricas y renovará toda la flota de vehículos con un nuevo diseño más confortable y seguro. Durante tres meses convivirán los modelos antiguo y nuevo, independientes entre sí y sin interrupción del servicio. El objetivo es conseguir en diez años un 10 % más de viajes.

La primera fase de implantación del nuevo Bicing tendrá lugar entre enero y abril del 2019, e incluirá la apertura del servicio las 24 horas del día, la renovación de toda la flota actual de bicicletas, que tiene 6.000 mecánicas y 300 eléctricas, y de las estaciones, que pasarán a ser todas en superficie y mixtas.

Durante este periodo convivirán los dos servicios de Bicing, que se podrán utilizar indistintamente. El funcionamiento de los dos modelos será independiente, los usuarios tendrán que utilizar una estación de origen y de destino del mismo sistema, y se garantizará la disponibilidad de una estación de cada servicio a una distancia media de 300 metros.

A partir del mes de abril, una vez se haya sustituido el antiguo Bicing por el nuevo, se habilitarán 95 nuevas estaciones hasta un total de 519, que estarán repartidas por los diez distritos, especialmente en nueve barrios hasta ahora sin servicio y en zonas con mucha demanda: Horta-Guinardó (17), Nou Barris (16), Gràcia (14) y Sant Martí (13).

Además, se ampliará el parque de bicicletas eléctricas, que pasará de tener de 300 a 1.000, y se activará la reserva anticipada de cinco minutos a través del móvil.

La UTE (Unión Temporal de Empresas) con el nombre “Pedaleamos Barcelona” tiene adjudicado el contrato para gestionar el nuevo servicio de Bicing durante un periodo de diez años.

Un diseño más robusto, seguro, cómodo y fácil de utilizar

La puesta en marcha del nuevo servicio de Bicing incluye la renovación del diseño de los vehículos con innovaciones tecnológicas y más prestaciones.

Entre otros, las bicicletas serán más ligeras gracias al cuadro de aluminio, tendrán un asiento más confortable y un portaequipajes con capacidad de hasta 10 kilogramos.

Además, el modelo eléctrico tendrá cambio de marchas automático y el usuario sólo tendrá que pedalear, y un motor silencioso y sin vibraciones.

Simplificación de tarifas

El modelo tarifario del nuevo servicio de Bicing se simplificará con un único abono anual de 50 euros, que permitirá utilizar tanto las bicicletas mecánicas como las eléctricas.

Este abono anual será suficiente para los viajes de menos de 30 minutos en bicicletas mecánicas y se tendrán que pagar 35 céntimos adicionales si el viaje inferior a media hora se hace en bicicleta eléctrica.

Para desplazamientos de entre 30 minutos y dos horas se tendrá que pagar una fracción de 70 céntimos si se utiliza un vehículo mecánico y de 90 céntimos si se utiliza el modelo eléctrico. A partir de los 120 minutos, el abono adicional será de 5 euros por cada hora.

Además, se creará una tarifa para usuarios menos habituales con un abono anual de 35 euros y un coste adicional según la duración del viaje y el sistema utilizado: 35 céntimos (menos de media hora) y 70 céntimos (entre 30 minutos y dos horas) en el caso de bicicletas mecánicas, y 55 céntimos (menos de media hora) y 90 céntimos (entre 30 minutos y dos horas) en el caso de bicicletas eléctricas. Si el viaje supera los 120 minutos, se abonarán 5 euros por cada hora.

Objetivo: un 10 % de viajes

Cada día se realizan en la ciudad más de 43.000 desplazamientos con Bicing, un 26 % del total de viajes diarios en bicicleta, y se espera que el nuevo servicio impulse su uso.

En concreto, se prevé que el número de viajes anuales en Bicing pase de 14,5 a 16 millones, lo cual supondría un incremento del 10 %. Además, se espera que el uso de la bicicleta eléctrica se multiplique por diez y llegue a los 10 millones de desplazamientos al año.

Para conseguir que la bicicleta sea un medio de transporte efectivo, los últimos cuatro años se ha impulsado con el despliegue de una red ciclista mejor conectada y ampliada un 72 %, de 116 a 200 kilómetros, y con un carril bici a menos de 300 metros de distancia de cualquier hogar.

Impulso a la movilidad sostenible

El despliegue de la infraestructura ciclista y el nuevo servicio de Bicing forma parte de la estrategia global del Plan de movilidad para promover la movilidad sostenible y reducir el uso del vehículo privado a fin de conseguir una ciudad más saludable.

Con este objetivo se han potenciado los espacios para peatones, con la pacificación de calles y la implementación de superislas, como la de Sant Antoni y la de Horta, y se han impulsado mejoras en transporte público con la inauguración de la L10 Sur del metro y el despliegue final de la red de bus de altas prestaciones, o la renovación de la flota de autobuses.

Además, se ha fijado el Protocolo por episodios de contaminación, que tiene como objetivo mantener por debajo de los niveles de riesgo las emisiones contaminantes de dióxido de nitrógeno y de partículas en suspensión de menos de 10 micras.

background
Volver arriba
×Close search
Buscar