Saltear al contenido principal

El pedaleo en las ciudades.

La bicicleta es un medio de transporte limpio, eficiente, seguro y económico. El principal peligro, sin embargo, no es la bicicleta sino el resto de vehículos. Como elementos principales de seguridad, la visibilidad para los automóviles de la bicicleta que circula es el factor clave. Además, es preciso seleccionar el trayecto más seguro, circular correctamente por la calzada e identificar las situaciones de peligro para evitarlas.

El pedaleo en las ciudades - Nacho Tomás
Foto: Pixabay

Beneficios físicos

La bicicleta no es únicamente un deporte, sino una filosofía, una forma de vida. Además de facilitar el transporte, puede aportar beneficios físicos y psíquicos de todo tipo, además de contribuir a la conservación del medio ambiente.

  • El ritmo cardiaco aumenta al pedalear, a la vez que disminuye la presión arterial. De esta forma, el corazón trabaja mejor y se reduce el riesgo de infarto.
  • Con el pedaleo, se activan los llamados “fagocitos”, las células que fortalecen el sistema inmunológico de nuestro organismo, con lo que estaremos más fuertes ante las infecciones, resfriados, virus, etc.
  • El índice del colesterol también se ve beneficiado con la actividad ciclista, por el aumento en la flexibilidad de los vasos sanguíneos que se produce. Se va reduciendo el colesterol “malo” y se incrementa el bueno.
  • Los problemas de espalda se van reduciendo progresivamente, se optimizan los músculos del torso y la resistencia muscular. También las rodillas saldrán beneficiadas, al no tener que soportar el peso del cuerpo, que caerá sobre el sillín. No sólo trabaja la parte inferior del cuerpo, también la superior, potenciando el equilibrio y la coordinación.
  • La mente se va despejando al pedalear, se potencian los pensamientos positivos, y se descargan todo tipo de tensiones. Es una excelente forma de evitar las depresiones. Además, se generan endorfinas que ayudan a mantener un excelente talante.
  • La cantidad de calorías que pueden quemarse llega a las 300 por cada media hora. Es una estupenda forma de perder peso para todo tipo de usuarios.

 Un transporte funcional

Además de los beneficios físicos, la circulación en bicicleta aporta otras ventajas como excelente medio de transporte alternativo:

  • Eficiencia energética. La energía que se necesita para el desplazamiento en bicicleta es 50 veces inferior a la necesaria para el transporte en automóvil. Además, con los recursos energéticos precisos para la fabricación de un coche, pueden fabricarse más de 100 bicicletas.
  • En el aspecto ecológico, con el uso de la bicicleta contribuimos a un entorno más humano, tranquilo, saludable y habitable. La bici no produce ruidos, sólo necesita energía humana y no hay contaminación. El medio ambiente también se beneficia por la ausencia de gases. Es la mejor forma de combatir el temido cambio climático.
  • La bicicleta no es un medio de transporte peligroso, porque produce un efecto calma en el tráfico. Donde sube el uso de la bicicleta por la ciudad se reduce el número de accidentes, según estudios realizados.
  • La rapidez. En el caso de desplazamientos “puerta a puerta”, la bicicleta es un medio de transporte mucho más rápido que el automóvil. Más de la mitad de los desplazamientos que se producen en el entorno urbano no llegan a los 5 km. Esta distancia es ideal para realizarla en bicicleta, además, ganando en rapidez.
  • Aparcamiento. Donde puede aparcarse un coche estacionan diez bicicletas. La capacidad de una vía ciclista multiplica diez veces la de una zona para automóviles. Las ventajas de ocupación del espacio son evidentes.
  • Integración social. La circulación en bicicleta convierte a las personas en más extrovertidas y comunicativas, porque el ritmo sereno y pausado invita a la comunicación, y a la interacción con otras personas.
  • La bici puede transportarse con facilidad, desde caminar a pie con ella por un parque, subir a un medio de transporte público (hay modelos de bicicletas fácilmente desmontables y plegables), etc.

En cantidad de países europeos se ha ido imponiendo el uso de la bicicleta frente a otros vehículos, por todas las ventajas económicas, funcionales, sanitarias y medioambientales que ofrece.

Vamos a ponernos las pilas.

Nacho Tomás
Secretario Técnico Nacional
Red de Ciudades por la Bicicleta

 

background
Volver arriba
×Close search
Buscar