Santander se sube a la bici.

Santander tiene 1.200 metros más de carril-bici gracias a una obra que inauguró la alcaldesa, Gema Igual. Se trata del tramo que une el Norte y el Sur, pues desde Puertochico sube por la calle Casimiro Sainz y acaba en Los Castros. De esta manera, se unen los carriles del paseo marítimo y El Sardinero, lo que facilita el desplazamiento de los ciclistas, dentro del Plan Municipal de Movilidad, que pretende que los ciudadanos usen menos el coche.

Una terraza hostelera linda con el carril bici en la calle de Casimiro Sainz. Los ciclistas están protegidos de los coches por una barandilla.

Una terraza hostelera linda con el carril bici en la calle de Casimiro Sainz. Los ciclistas están protegidos de los coches por una barandilla. / JAVIER COTERA

El nuevo carril-bici se une a los 27 kilómetros de los que dispone ya el municipio y a los que se unirá en la segunda quincena del mes de agosto los de la pasarela que parte de Nueva Montaña, junto a El Corte Inglés y llega hasta Raos, una larga reivindicación, de más de una década de los vecinos de la zona, para acabar con su aislamiento del cercano mar. Esta pasarela, que financia el Estado (1,3 millones de euros), es también senda peatonal.

El carril-bici inaugurado ha supuesto una inversión municipal de 602.500 euros y ha sido realizada por la empresa SIEC, la misma que está reformando el CentroCulturalDoctor Madrazo, en la esquina de la calle de Tetuán, que se inaugura la próxima semana. La obra ha durado 5 meses, «tres menos de lo previsto en el contrato con la empresa», destacó ayer la alcaldesa.

Solo resta para acabar la obra, la restauración de las zonas verdes a la entrada de la calle de Tetuán, que han sido utilizadas como aparcamiento de volquetes y depósito de materiales. La construcción del carril bici ha transformado la calle de CasimiroSainz, pues ha sido eliminada la mediana ajardinada central y parte de las isletas de flores de la zona, para crear un carril bici de dos metros de anchura. Para proteger a los ciclistas del tráfico de esta calle en dirección a Los Castros, se ha instalado una barandilla de acero. La acera Este del túnel a Los Castros ha sido destinada en exclusiva a los ciclistas.

El tablero de la pasarela Nueva Montaña–Raos ya está completado. Falta la capa superior. / SANE

La alcaldesa hizo un llamamiento:«Apelo al sentido común de los ciclistas en la convivencia con los peatones. Deben ir a una velocidad adecuada y saber circular con prudencia, respetando a los que van a pie».Al tiempo, Igual destacó que el equipo de Gobierno está trabajando en la elaboración de una ordenanza municipal que regule las zonas por las que pueden ir los ciclistas, las que le están prohibidas y aquellas en las que el peatón tiene prioridad, que son las aceras.

La inauguración del carril-bici deja la zona libre de máquinas y material para que se celebre la gran procesión del Carmen de la tarde-nochde el domingo, en la que miles de personas inundan Puertochico y Casimiro Sainz. Pero no queda libre la zona de obras. Este mismo año empezará la total transformación del mercado de Puertochico, para convertirlo en una zona mixta de bares y alimentación.

En cuanto a la pasarela de Nueva Montaña, vuela por encima de la autovía A-67 y tiene 210 metros de largo y 3,2 metros de ancho con dos rampas que conectan transversalmente las dos orillas de la Autovía del Cantábrico creando un acceso directo con los municipios de El Astillero, Camargo y Villaescusa.

Fuente: Diario Montañés

background
Buscar