Saltear al contenido principal

Sevilla: Reino Unido se interesa por el carril bici.

Jesse Norman, miembro del Departamento de Transporte británico, ha visitado Sevilla para estudiar su modelo de implantación de movilidad respecto al carril bici.

Norman se ha reunido con el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, para ver cómo “se ha transformado -¡en cuatro años!” en una gran ciudad para el ciclismo” y los peatones, según ha anunciado en su cuenta de Twitter, donde también ha alabado el “notable logro” de la ciudad de extender su red de carril bici.

Hace más de 40 años que el secretario de Estado de Transporte británico, Jesse Norman, utiliza la bicicleta casi a diario, una afición que comparte con su compañero de partido Boris Johnson, el gran entusiasta del Brexit, que puso en marcha en Londres uno de los primeros parques de bicicletas públicas de Europa. Admite que sus compatriotas no son nuevos en la cultura ciclista, pero le maravilla la rapidez con la que el cambio de mentalidad ha calado en Sevilla. Para ello ha visitado junto a su equipo la red de la ciudad, que considera un «modelo brillante».

Entrevista de Elena Martos (ABC):

¿Qué impresiones se lleva de vuelta sobre el mapa de vías ciclistas de Sevilla?

Nos habían contado cosas muy interesantes de lo que había hecho Sevilla en un periodo de tiempo muy corto. Eso es lo que más me impresiones que en cinco o seis años se ha construido la red de completa y se ha cambiado toda la cultura de la ciudad para darle un apoyo a la peatonalización y al transporte en bicicleta. Para mí y para mi equipo ha sido fenomenal poder venir y verlo de primera mano y conocerlo a través de los hombres y mujeres que lo hicieron posible. Como ministro de Transporte y Carreteras me planteé dónde podía ir para conocer los proyectos que se han implantado en otros lugares y pensé en Copenhague y Amsterdam, donde la cultura de la bici está muy arraigada, pero en ningún sitio como aquí se ha cambiado la mentalidad tan rápidamente. Agradezco al alcalde y a todos los que nos han atendido que nos hayan hablado de los aciertos, pero también de los errores y de todos los problemas que han tenido que enfrentar.

Pero en Reino Unido han desarrollado con éxito experiencias parecidas

Sí, se han hecho transformaciones muy conocidas y te voy a dar un par de ejemplos: en Cambridge, que es una ciudad universitaria, ha crecido una cultura muy arraigada de la bicicleta y hoy tiene unos líderes locales muy convencidos con ello. También se ha visto un gran cambio durante la última legislatura del alcalde anterior en Londres (en relación a Boris Johnson) porque hizo una fuerte apuesta, pero no son modelos comparables a Sevilla, porque Cambridge es mucho más pequeña y Londres mucho más grande y en ambas existía una amplia cultura previa de la bicicleta.

¿Considera que nuestro modelo puede ser exportable?

Creo que la cuestión clave de todo esto es que nos da un ejemplo muy importante del cambio. Pero las ciudades son como las personas, porque cada una es distinta, con sus propios desafíos, su cultura previa, y su legado distinto. En algunos casos ,como el de Londres, tienen edificios históricos; en otros, hay que integrar a los barrios de la periferia con el centro y todo eso lo hemos visto en Sevilla.

El clima ha jugado un papel clave para el éxito de Sevilla, quizá en Reino Unido sea más complicado.

Bueno, cuando llegamos ayer (por el jueves) estaba lloviendo en Sevilla. Hoy hace un día precioso. El clima británico tiene efectos del mismo modo que en Sevilla cuando hace mucho calor. Vosotros habéis encontrado formas de combatirlo y nosotros también podemos hacerlo.

¿Qué objetivo se ha marcado su departamento a corto plazo?

En Gran Bretaña acabamos de lanzar una estrategia de peatonalización y bicicleta para todo el país. Será la primera vez en la historia que tenemos una única hoja de ruta, pero las competencias sobre estas materias son locales, así que nosotros, desde el Ministerio, podemos financiar, adaptar la normativa, hacer una nueva legislación sobre seguridad vial, cambiar el código conducir, pero todo lo demás dependerá de cada gobierno local y de cómo quiera hacerlo.

Y de la conciencia social, entiendo

En Gran Bretaña la gente tiene claro los beneficios y no me refiero sólo al placer de ir en bici, sino para la salud a largo plazo. Estamos en un momento en el que los países occidentales están sufriendo problemas sanitarios graves como la diabetes, la obesidad, problemas de calidad del aire y de emisiones y ahí encaja perfectamente este modelo.

¿Comparten también similitudes con el parque público de bicicletas?

Nosotros tenemos uno de los primeros sistemas de bici pública en Londres, las «Boris bike», pero ahora vemos cómo despega una segunda generación que no van sujetas a una estación. Están sueltas y funcionan a través de aplicaciones de móvil, lo que da más posibilidades. Así funcionará la próxima generación, con más autonomía.

Fuentes: Sevilla Actualidad y ABC Sevilla

background
Volver arriba
×Close search
Buscar