Saltear al contenido principal

Día sin coches: 10 motivos para dejarlo en casa

Hoy se celebra el Día sin coches, que forma parte de la Semana de la Movilidad.

Ciclosfera nos da diez razones para replantearte su uso en la ciudad… todos los días del año.

1. Es muy caro.
Empecemos por el bolsillo, argumento convincente donde los haya. Un coche es un producto extremadamente caro. No sólo por el dinero que cuesta comprarlo: también por la gasolina, el seguro, los impuestos o las reparaciones imprevistas. ¿Alguna vez has hecho el cálculo de lo que te cuesta moverte en coche?

2. Ocupa demasiado espacio.
El coche es el bien de consumo peor aprovechado que existe: se calcula que pasa el 90% de su vida útil detenido. Y en la gran mayoría de las ocasiones, ocupando un espacio público que podría ser aprovechado todos los demás ciudadanos.

3. Es peligroso.
Cada año tienen lugar en España 11.000 atropellos (lo que equivale a 27 al día), de los cuales 10.000 se producen en vías urbanas. Además de un vehículo muy útil para determinadas cosas, un coche es, por sus características, también un arma potencial.

4. En ciudad es innecesario.
Un tercio de los desplazamientos que se realizan en coche en las ciudades españolas son de menos de 3 kilómetros. Incluso un 10%, de menos de 500 metros ¿De verdad crees que hace falta un vehículo motorizado para recorrer distancias tan ridícula?

5. Te estresa.
Está comprobado: aquellas personas que optan por la bicicleta o el transporte público como manera habitual de moverse por la ciudad son más felices y llegan más relajados al trabajo, donde rinden más. Prueba a cambiar hábitos como usar el coche para todo y verás cómo el estrés se reduce rápidamente.

6. Contribuye al sedentarismo.
No hay nada más insano que desplazarte en coche a tu centro de trabajo o estudios para, una vez allí, pasar el día sentado. Tu cuerpo necesita movimiento: ¡Dáselo!

7. Nos envenena a todos.
Y el primero, al propio conductor, que no está exento de la contaminación que genera su vehículo. Más bien al contrario. Tengan coche o no, el 95% de los españoles respira aire contaminado. Y desde organizaciones como Ecologistas en Acción se recuerda que sólo en España 20.000 personas mueren al año de forma prematura por afecciones derivadas de la contaminación del aire.

8. Hace (mucho) ruido.
La contaminación acústica es un problema más serio de lo que cabría pensar. Un reciente estudio realizado en Barcelona concluyó que el ruido del tráfico provoca tantas enfermedades como la contaminación atmosférica. Se calcula que más de 12 millones de españoles se ven afectados por niveles de ruido perjudiciales para la salud.

9. Es lento.
Sí. un coche tiene capacidad para ir muy, muy deprisa. Pero no en ciudad. Así lo confirman los datos de las principales ciudades españolas, por cuyas calles los coches van, de media, a unos 20 km/h. El coche es un fantástico invento para recorrer largas distancias, pero no para las zonas urbanas.

10. Es feo.
De acuerdo: esta es una cuestión puramente subjetiva. Habrá a quien los coches le parezcan un objeto estéticamente sublime. Sin embargo, no conocemos a nadie que prefiera una calle llena de ellos aparcados a otra en la que ese espacio esté ocupado por árboles, bancos y dotaciones para los ciudadanos. Sí: las ciudades con menos coches son también ciudades más bonitas y las que lideran los ránkings de calidad de vida.

Fuente: CICLOSFERA

background
Volver arriba
Buscar