Saltear al contenido principal

La RCxB solicita al Ministro de Educación impulsar la formación curricular en materia de seguridad vial.

La Red de Ciudades por la Bicicleta solicita al Ministro de Educación, el Excmo. Sr. Íñigo Méndez de Vigo, tal y como ya prevé la LOMCE, que se impulse la formación curricular en materia de seguridad vial a nuestros niños y adolescentes. La finalidad es capacitarlos y animarlos a usar la bicicleta en sus desplazamientos cotidianos, concienciándolos a su vez de sus derechos y deberes como usuarios de la vía pública.

Estamos convencidos de que la bicicleta puede sustituir el vehículo motorizado en parte de los desplazamientos al trabajo y a la escuela, así como también convertirse en un motor económico local gracias al impulso del cicloturismo en nuestras ciudades y regiones. La bicicleta ha reaparecido en nuestras ciudades después de la gran expansión del coche en los últimos 50 años. Y ahora apenas hay espacio para ella. Esto está conllevando a importantes problemas de convivencia entre vehículos motorizados, bicicletas y peatones.

Hasta el día de hoy, la única formación en educación vial que los ciudadanos españoles reciben habitualmente es la que proviene de la formación para obtener el carnet de conducir. Pero en los últimos tiempos se está constatando que los hábitos de movilidad de nuestros jóvenes están cambiando. Ahora el sueño de un adolescente ya no es comprarse un coche. Y por ello muchos jóvenes ni tan sólo quieren obtener la licencia para conducir. Éste es un hecho que nos preocupa, porque en la actualidad nuestras calles se llenan de usuarios de la bicicleta que no han tenido ningún tipo de formación en seguridad vial.

Muchos otros países ya incluyen la educación vial como materia curricular en sus etapas de primaria y secundaria, y creemos que es el camino a seguir. Por poner un ejemplo, en los Países Bajos los cursos obligatorios de educación vial se imparten desde el año 1959, a los alumnos de 3º, 4º y 5º curso de primaria (9-11 años). Anualmente se examinan 200.000 alumnos, y los exámenes prácticos se organizan conjuntamente con los ayuntamientos. En la etapa de secundaria la educación vial no es materia obligatoria si bien muchos centros educativos siguen formando a sus alumnos.

Para ello nos hemos puesto a su entera disposición con el objetivo de iniciar una línea de colaboración que impulse la formación en educación vial a nuestros pequeños, ya que estamos convencidos de que es la mejor vía para mejorar la convivencia en el espacio público.

 

 

background
Volver arriba
Buscar